ECO DOPPLER

Es una técnica diagnóstica no invasiva que detecta el movimiento y la turbulencia de la sangre.

El doppler actúa en forma similar al radar de sonido siendo en este caso los eritrocitos (glóbulos rojos) los que actúan como móviles.

Es un método rápido y que puede practicarse cuantas veces se precise sin comportar ningún riesgo para el paciente.

Existen aparatos que pueden crear una imagen en color (Doppler a color).

El Doppler a color permite visualizar el desplazamiento de los glóbulos rojos por las venas (azul) y arterias (rojo) y mostrar en la pantalla la dirección y la velocidad de la circulación en las cavidades del corazón y en los vasos.

¿Para qué resulta útil el ecodoppler como herramienta diagnóstica?
Las imágenes permiten observar si las válvulas cardíacas se abren y cierran correctamente, si se escapa sangre al cerrarse éstas y qué cantidad y si el flujo sanguíneo es normal.

Así mismo, se pueden detectar comunicaciones anormales entre los vasos sanguíneos o entre los compartimentos del corazón, y también determinar la estructura y funcionamiento de los vasos y las cavidades.

Esta técnica permite además el estudio de patología arterial permitiendo conocer la magnitud de una obstrucción arterial y su variación con el ejercicio así como los gradientes de presión haciendo posible el diagnóstico topográfico de lesiones oclusivas.

Es de gran utilidad para el seguimiento del curso evolutivo de enfermedades que afectan al corazón y vasos sanguíneos, así como en la valoración pre, per y postoperatoria de estas lesiones.

En patología venosa se utiliza en el diagnóstico de la tromboflebitis profunda, para valorar la insuficiencia valvular de las venas varicosas y en detección de fístulas arteriovenosas



¿Cómo se realiza esta prueba?
Este dispositivo recoge los ecos de las ondas del territorio explorado donde se coloca el transductor y los transmite como impulsos eléctricos. No se necesita preparación alguna para el examen y por tanto no es necesario estar en ayunas. Durante el estudio puede oír ruidos que corresponden a la velocidad de la sangre. La exploración no produce ninguna molestia.


¿Cómo se interpretan los resultados de esta prueba?
A la luz del conocimiento de la anatomía, morfología y de los gradientes de presión normales, cualquier variación de estos datos, en el contexto de la historia  clínica y la exploración física del paciente, el médico interpretará estos resultados.


¿Cuáles son los riesgos de este procedimiento? No existen riesgos conocidos asociados con este examen. Esta es una técnica no invasiva y por lo tanto segura.

                                                                                                

ECO DOPPLER

¿Cuáles son sus indicaciones?

 
En patología arterial es una exploración obligada para confirmar los hallazgos de la exploración física, localizar con gran exactitud un estrechamiento arterial y medir su cuantía, tanto a nivel de las extremidades como de los troncos supraaórticos (subclavias, carótidas y vertebrales). Es el método de elección para el diagnóstico lesional y el control periódico de su evolución. 

En patología venosa es de utilidad para la detección de la tromboflebitis profunda de las venas del muslo, constituyendo la técnica diagnóstica de elección por su rapidez, inocuidad, bajo coste y capacidad para estudiar los sistemas venosos superficial y profundo.

Su principal limitación es que se trata de una prueba explorador-dependiente, y pierde sensibilidad en venas pelvianas y en pantorrilla.

Se describen niveles de sensibilidad y especificidad del 100 y 97% respectivamente en comparación a la flebografía ascendente. 

La ecografía doppler o simplemente eco-Doppler, es una variedad de ultrasonido en la que, empleando el efecto Doppler, permite evaluar las ondas de velocidad de flujo de ciertas estructuras del cuerpo, por lo general vasos sanguíneos y que son inaccesibles a la visión directa.

Mediante el cálculo de la variación en la frecuencia del volumen de una muestra en particular, por ejemplo, el de un flujo de sangre en una válvula del corazón, se puede determinar y visualizar su velocidad y dirección.

La impresión de una ecografía tradicional combinada con una ecografía Doppler se conoce como ecografía dúplex.

 
La mayoría de los dispositivos modernos usan la ecografía Doppler pulsatil, produciendo un Doppler con flujo en color, para medir flujos en el centro o en la periferia de un vaso sanguíneo.

Los dispositivos de ondas pulsadas transmiten y reciben una serie de impulsos, por lo general recibiendo la información antes de enviar el siguiente impulso. El cambio de frecuencia de cada pulso se ignora, sin embargo los cambios de fase relativa de los pulsos se utilizan para obtener el cambio de frecuencia, puesto que la frecuencia es la tasa de cambio de dicha fase.

Las principales ventajas del Doppler pulsatil sobre la variedad de onda continua es que se obtiene información de la distancia (el tiempo entre la transmisión y recepción de los impulsos puede se convertida en una distancia sabiendo la velocidad del sonido).

La desventaja del Doppler pulsatil es que las mediciones pueden sufrir de aliasing. El término "ultrasonido Doppler" o "sonografía Doppler", ha sido aceptada para referirse tanto a la versión pulsatil como el sistema continuo a pesar de los diferentes mecanismos por los cuales cada uno mide el flujo

La información Doppler se representa gráficamente con un Doppler espectral, o bien como una imagen usando Doppler direccional o un power Doppler (Doppler no-direccional).

La frecuencia Doppler cae en el rango audible y se representa utilizando altavoces estéreo, produciendo un sonido pulsatil distintivo, aunque si